jueves, 8 de julio de 2004

Mezquita de Hassan II -Casablanca


Mezquita de Hassan II en Casablanca
Nuestro primer día en la ciudad de Casablanca fue muy enriquecedor y con muchas experiencias que no olvidaremos facilmente y la gran amabilidad y hospitalidad de sus gentes. El segundo día en esta espectacular ciudad lo vamos a dedicar a la visita de su monumento más importante y uno de los emblemas del país. Estamos hablando de La Mezquita de Hassan II de Casablanca. Tras un largo paseo por la Corniche y la zona de playa de la ciudad a lo lejos ya podemos divisar la Mezquita debido a su enorme y hermoso Minarete que la distingue a pesar de la distancia. Al llegar comprobamos por sus dimensiones que es una obra grandiosa y también muy hermosa, pero según nos cuenta la gente de la ciudad no guarda buenos recuerdos de su construcción ya que sus costes fueron muy elevados y para sufragar la construcción de dicha Mezquita se puso durante un tiempo determinado un impuesto que tenía que pagar toda la población, cosa que no sento nada bien debido a la situación que atravesaba y atraviesa el país y su población.

Minarete de la Mezquita de Hassan II
Casablanca y la Mezquita de Hassan II












 

La Mezquita de Hassan II es una gran mezquita que se encuentra en la ciudad de Casablanca y es el templo más alto del mundo (los láser del minarete de 200 m pueden ser vistos desde varios kilómetros), y el segundo más grande (después de la mezquita de La Meca). La designación de Casablanca como sitio de construcción fue decidida por el rey Hassan II, ya que, según sus palabras, la capital del poder económico debía poseer un emblema que la distinguiera sobre las demás poblaciones del país. El exterior de la mezquita ocupa cerca de treinta mil metros cuadrados y puede albergar a unas 90.000 personas.


Fuente en Patio de la Mezquita de Hassan II
Uno de los patios de la Mezquita de Hassan II














Además de la mezquita de los viernes, el edificio tiene otras funciones: puede albergar hasta 90.000 creyentes y dispone de una madrasa (una escuela coranica), varias salas de conferencia, hammams, bibliotecas especializadas. Su especial situación (una peninsula artificial sobre el agua del oceáno) se debe a que Hassan II a la hora de construirla, se inspiró en el siguiente versículo del Corán: "El trono de Alá se hallaba sobre el agua"


                 
* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta los datos obtenidos a través de wikipedia, y las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario