martes, 6 de julio de 2004

Jardines de Menara y Palacio de Bahia -Marrakech

Tras visitar la fabulosa  Plaza Djemaa el Fna hacemos un alto en el camino para reponer fuerzas y depués de una merecida comida nos aprovisionamos de agua, porque el calor sigue siendo muy sofocante, y la vamos a necesitar para nuestra siguiente visita que son Los Jardines de la Menara.  Estos jardines están situados al oeste de Marrakech,  y son los jardines más conocidos de Marrakech a las puertas de los Montes Atlas, los cuales le sirven como telón de fondo. El nombre de menara deriva de la pequeña pirámide verde (menzeh) del tejado del pabellón. El pabellón y la dársena están rodeados de huertos y campos de olivos. La intención de la dársena fue regar los jardines y huertos usando un sofisticado sistema de canales subterráneos llamados ganat.

En estos jardines vemos un gran estanque donde viven muchas carpas que son alimentadas por la gran cantidad de turistas que la visitan. Presidido por un edificio muy llamativo y miles de olivos que se riegan gracias a él, se cuenta que era utilizada por el sultan para sus citas amorosas. La dársena recibe agua gracias a un antiguo sistema hidráulico que la transporta desde las montañas, situadas a 30 kilómetros aproximadamente. En estos jardines estamos notando el enorme calor que hace ya que con el tipo de árboles que hay, no podemos alejarnos del sol y a nosotros con la visita se nos hace un poco dura, asi que después de esta visita lo tenemos muy claro y vamos a visitar uno de los más bonitos y famosos Palacios de Marrakech, El Palacio de la Bahía.



El Palacio de la Bahía es un palacio formado por un conjunto de jardines situados en la zona sur de la Medina de Marrakech, al llegar al Palacio, no esperes encontrarte con un gran edificio y con una bella arquitectura exterior, ya que toda la belleza se encuentra en su interior cosa que nos damos cuenta nada más entrar, junto con el frescor de las plantas y de las sombras en los distintos patios y estancias del Palacio, cosa que agradecemos sobremanera después de un día tan caluroso y una jornada tan intensa. Este Palacio fue construido a finales del siglo XIX, con la intención de ser el palacio más grande de todos los tiempos.
 
                                                            



Gran Patio de Honor del Palacio de la Bahía de Marrakech
Su nombre significa "brillantez", debes de fijarte en los mosaicos que hay en las paredes y en el gran trabajo artístico de las puertas de madera, junto con la increíble decoración de los arcos y en la gran belleza de los techos de madera cuidadosamente pintados. Estos jardines tienen una extensión de 8.000 m² y fueron construidos a finales del siglo XIX por Si Moussa, gran visir del sultán, para su uso personal y disfrute, este palacio tendría el nombre de una de sus esposas (la esposa favorita). El punto central de nuestra visita al Palacio de la Bahía va a ser el gran Patio de Honor, de 50 metros de longitud que esta rodeado por una galería a la que van a dar las habitaciones que según nos cuentan,  ocupaban las cuatro esposas y las 20 concubinas del gran visir. El harén incluye un gran patio decorado con un estanque central y que está rodeado de numerosas habitaciones, destinadas a las propias concubinas.



La decoración interior del Palacio es preciosa donde las estancias van a dar a patios con grandes fuentes y la ornamentación en todos los ambientes es increíble y los jardines son bellísimos. Un verdadero paraíso en medio de la ciudad. También vale la pena fijarse en los techos con sus  arcos árabes que son una maravilla, los artesonados de los techos de madera policromada son una joya. La estancia que más te va a sorprender por su belleza arquitectónica es la Sala del Consejo, con sus paredes alicatadas con porcelana y el techo de madera de cedro pintado.





 

* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta los datos obtenidos a través de wikipedia, y las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario