lunes, 5 de julio de 2004

Assilah y Mohammedia

Torre de Arcila de Asilah
Después de visitar las ciudades más importantes del País nos dirigimos en tren hacia Assilah y Mohammedia, que son dos localidades costeras, ya llevamos más de una semana de viaje y el cansancio se va notando y nos han hablado muy bien de estos lugares con sus típicas casas y sus maravillosas playas, así que lo tenemos decidido y nos encaminamos hacia allí.
Assilah es una ciudad que se sitúa al norte de la costa atlántica marroquí, a 50 km al sur de Tánger. Al igual que otros puntos de la costa atlántica marroquí, la ciudad de Assilah almacena una turbulenta historia de conquistas y avatares, con influencia principalmente portuguesas, sus murallas que rodean el casco antiguo contrastan con sus casas blancas y es un destino más que apetecible sobre todo en verano. Hoy en día, Asilah es una popular y turística ciudad costera con grandes playas de fina arena que se extienden por el Océano Atlántico dando la bienvenida tanto a turisticas marroquíes como extranjeros, siendo así un lugar perfecto para disfrutar de un agradable paseo a lo largo de la costa o de un buen almuerzo con pescado fresco y marisco. Es un lugar ideal para desconectar de la rutina porque parece que el tiempo se detiene. Asilah es una ciudad apacible y serena para unos, mágica o majestuosa para otros, Asilah siempre ejerció una seducción singular sobre los artistas y visitantes. Sus callejones, sus casas encaladas, sus puertas de color azul intenso y sus pequeños puestos de venta de coral contribuyeron a su éxito. Pero también largas y salvajes playas, sus abruptos acantilados, la dulzura de su clima y su bella luz. La Medina, se encuentra completamente amurallada, y se accede a ella a través de tres puertas principales: Bab el Bhar (puerta del mar), Bab el Kasbah, situadas ambas al norte, y Bab Homar, en la fachada sureste, en la Avda. de Hassan II.- Junto a esta puerta, y aprovechando un antiguo foso, se encuentra el mercado de Ahfir. Sus edificaciones neoárabes están en perfecto estado, completamente restauradas y rehabilitadas, sus calles blancas con zócalos azules están pavimentadas a las órdenes de diseñadores locales, sin duda es uno de sus grandes atractivos, su iluminación es singular, y sus abundantes adornos florales de particulares hacen relajante el paseo por la medina.

Una de las entradas a Asilah
Calles típicas de Asilah

En el extremo sur de la muralla nos encontramos con el Torreón o mirador de Caraquia (también se conoce como mirador de Arcila -otro nombre de Assilah-) Este es un lugar para observar la puesta de sol, merece la pena pararse un buen momento para contemplar dicho momento ya que es una de las vistas que no olvidaremos facilmente y desde allí obtendremos también algunas de las mejores vistas de la medina y la muralla en su sector asomado al océano. El lugar es un feudo de ceutíes, son muchas las familias que van a Assilah con regularidad únicamente a comer y pasar la tarde. Las playas en la zona son numerosas y de arena dorada y fina. A la playa de las palomas, que es una de las más famosas (si no es la que más) se accede por una pista (igual está ya asfaltada) que se coge pasados unos 2 km en dirección Larache. Después de este paseo agradable y de disfrutar de esta colorida y florida ciudad no dudamos en darnos unos baños en sus magnificas playas antes de cenar y de pasar la noche....Momento relax y de disfrute.

Playas de Asilah
Paseo marítimo de Asilah

Mohammedía es una de las prefecturas de Marruecos, es una ciudad portuaria ubicada a 15 kilómetros al noreste de Casablanca, en Marruecos occidental.  La ciudad fue originalmente llamada Fedala, pero fue renombrado en 1959 en honor del rey Muhammad V.  Hoy en día, la ciudad sirve como una ciudad balnearia y un centro de fabricación. Además, las personas la llaman "ciudad de las flores y los deportes".
Es una ciudad bien trazada, con abundante arboleda y jardines, destacando el parque de Villes Jumelee, frente al casino Fedala, donde se encuentra la iglesia Católica de Saint Jaques. Muy recomendable pasear por el bonito paseo marítimo – korniche. Sus magnificas playas atraen a muchos ciudadanos y turistas, con playas de grandes olas, donde se puede practicar surf, su costa es irregular y se pueden elegir diferentes tipos de playas.


Sus magnificas playas atraen a muchos ciudadanos y turistas, son playas de grandes olas, donde se puede practicar surf, su costa es irregular y se pueden elegir diferentes tipos de playas. La playa de la ciudad es la más céntrica, larga, con arena clara, abierta al océano, con un paseo marítimo peatonal y los mejores servicios. En la parte sur está el Casino. No nos lo pensamos dos veces y nos lanzamos a disfrutar de esta maravilla y de paso quitarnos todo el cansancio acumulado de los días anteriores.

                                                                                    
Lamentandolo mucho el viaje se esta acabando, pero sabemos que nunca se nos olvidaran las cosas tan bonitas y maravillosas que hemos visto, y a pesar del paso del tiempo nos quedaremos con la amabilidad de sus gentes y todas las cosas que tenemos en nuestras retinas, espero que en un futuro podamos seguir viajando y recorriendo hermosos lugares.





* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta los datos obtenidos a través de wikipedia, y las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario